DE LA CONTRARREFORMA (4/5)

PESOS Y CONTRAPESOS

ARTURO DAMM ARNAL

Afán de lucro, lo que motiva a los empresarios, dueños de empresas privadas. Intención de beneficio social, lo que motiva a los políticos, administradores de empresas gubernamentales.

¿Cómo entender el afán de lucro que mueve a las empresas privadas? Como la intención de maximizar, no solamente obtener, utilidades, en beneficio del empresario.

¿Cómo entender la intención de beneficio social que mueve a las empresas gubernamentales? Como el propósito de ofrecer al menor precio posible, en beneficio de los consumidores.

Si el desempeño de una economía debe medirse a nivel de la economía familiar, en función del bienestar de sus miembros, mismo que depende de la cantidad, calidad y variedad de los bienes y servicios de los que disponen, la mayoría de los cuales hay que comprar, por lo que hay que pagar un precio, parece ser que la opción correcta es la empresa gubernamental, movida por la intención de beneficio social, que se traduce en el menor precio posible, y no la empresa privada, movida por el afán de lucro y la maximización de utilidades, que se traduce en el mayor precio posible.

GUILLERMO BARBA

La semana pasada, hablando de la contrarreforma eléctrica, AMLO preguntó: “¿Quieres que la industria eléctrica vuelva a ser manejada por la CFE, que es una empresa pública, que no tiene fines de lucro, o quieres que la industria eléctrica la manejen particulares, empresas nacionales y extranjeras, que tienen propósito de lucro?”

Dado que la empresa privada, movida por el afán de lucro, ofrecerá al mayor precio posible, el que permite maximizar utilidades, mientras que la empresa gubernamental, movida por la intención de beneficio social, ofrecerá al menor precio posible, el que permite solamente recuperar el costo de producción, la respuesta a la pregunta de AMLO es: “Sí, sí quiero que la industria eléctrica vuelva a ser manejada por la CFE, que es una empresa gubernamental, con intención de beneficio social, sin afán de lucro. No, no quiero que sea manejada por empresas privadas, con afán de lucro, sin intención de beneficio social”, para lo cual debe prohibirse la producción, oferta y venta de electricidad a empresas privadas, movidas por el afán de lucro, para que solamente produzca, ofrezca y venda la CFE, movida por la intención de beneficio social.

Sin embargo, parece ser que ese no es el objetivo de la contrarreforma eléctrica, ya que se pretende que la CFE genere el 54 por ciento de la electricidad y las empresas privadas el restante 46 por ciento. Cierto, pero ese 46 por ciento restante de electricidad generada por empresas privadas se le deberá vender solamente a la CFE, que será la única que ofrezca y venda a los consumidores finales. La CFE será monopsonio, única compradora, y monopolio, única vendedora.

Continuará.

E-mail: arturodamm@prodigy.net.mx

Twitter: @ArturoDammArnal

11 de octubre de 2021

Suscríbete aquí a Top Money Report, de Guillermo Barba, y gana dinero con la información más importante y oportuna de los mercados financieros más lucrativos

Descargo de Responsabilidad

Toda la información, opiniones y/o cifras financieras presentados aquí son sólo para propósitos informativos y/o educacionales. De ninguna manera constituyen tipo alguno de consejo financiero o de inversión. La información presentada aquí podría contener imprecisiones. Diariamente las situaciones y condiciones del mercado cambian. Cada inversionista o persona interesada debe hacer siempre su propia investigación para definir qué es lo mejor para sus intereses de acuerdo a su perfil de inversión. Usted asume esa responsabilidad y riesgos por todas las decisiones que tome, basándose en dicha investigación. El autor o autores de los artículos publicados en este portal, no da(n) ningún tipo de garantías, explícitas o implícitas, sobre la precisión de la información o los resultados obtenidos usando ésta. Aquéllos que tomen decisiones de inversión basándose en la información aquí expuesta, deberán hacerlo sabiendo que pueden experimentar pérdidas importantes. En ningún caso el autor o autores será(n) responsables, directos o indirectos, de los daños que resulten por el uso de esta información. Asimismo, los anuncios exhibidos en este blog son responsabilidad directa de los propios anunciantes. El autor no hace ninguna recomendación directa o indirecta de ningún proveedor, ni asume responsabilidad por la buena o mala calidad de los productos y/o servicios que ofrecen. Dicha responsabilidad reside exclusivamente en el prestador del servicio o vendedor del producto y en sus eventuales clientes."