Los Inocentes de abril son las víctimas en marzo

Schiff
Peter Schiff

Artículo y análisis original de Peter Schiff en español.

Hace sólo dos semanas, la publicación de la declaración de la política de marzo de la Fed y la posterior rueda de prensa por la presidenta, Janet Yellen, deberían haber dejado muy claro que la política de los Banco Centrales se había alejado sustancialmente del territorio en el que ellos mismos se habían medito. En diciembre se había anticipado cuatro aumentos de las tasas en 2016, pero de repente se recortaron a dos. Basándonos en la conclusión de que la era del dinero fácil se había extendido por lo menos durante un tiempo más, el dólar se vendió y se recuperaron acciones y materias primas.

Sin embargo, dos semanas después de la pesimista a la orientación de marzo, algunos funcionarios menores de la Fed, incluidos los que no están ni siquiera forman parte de los miembros votantes del Comité de Mercado Abierto de la Fed, hicieron algunos comentarios que convencieron a los mercados de que la Fed había retrocedido en su decisión de dar marcha atrás.

La campaña comenzó el 19 de marzo, cuando el presidente de la Fed de St. Louis, James Bullard, dijo que la Fed había cumplido ampliamente sus objetivos de inflación y empleo y que sería “prudente empujar las tasas de interés más alto.” (H. Schneider, Reuters) Dos días más tarde Bloomberg informó que el Presidente de la Fed de Atlanta, Dennis Lockhart, había dicho: “No hay suficiente impulso… para justificar un paso más allá… posiblemente a principios de abril,” (J. Randow, S. Matthews, 03/21/16).

Y no se detuvo allí. El 22 de marzo, el presidente de la Fed de Filadelfia, Patrick Harker dijo: “hay un fuerte argumento por el cual tenemos que seguir aumentando las tasas… Creo que necesitamos para seguir adelante con el.” (J. Spicer, Reuters) El 24 de marzo, intervino Bullard de nuevo, diciendo que los aumentos de las tasas “no pueden estar muy lejos”, al parecer para respaldar la sugerencia de Lockhart para una sorpresa encaminada para abril. De repente, el rumor estalló en Wall Street, se decía que la reunión del FOMC en abril debería ser considerada con “viva importancia”, porque el aumento de tasas era posible. Con tal difusión de precauciones, los mercados reaccionaron predecible: el dólar subió, el oro y las reservas disminuyeron.

En el momento que dije, ya que he estado diciendolo todo el año, la Fed nunca tuvo la intención de reducir más, y que seguiría hablando de la economía sólo para crear la impresión de estabilidad. Sin embargo, muchos creyeron que Janet Yellen usaría su discurso esta semana en el Club Económico de Nueva York (sus primeros comentarios públicos desde su rueda de prensa en marzo) para subrayar las observaciones formuladas por sus colegas en las últimas dos semanas. En cambio, se entregó al doble repudio ante cualquier posible sentimiento opuesto. De hecho, su charla podría ser vista como la más pesimista haya dado alguna vez desde que asumió la presidencia.

La reacción del mercado fue inmediata. De hecho, como el texto de su discurso fue compartido unos minutos antes de que ella tomara el podio, el oro subió y el dólar cayó incluso antes de que ella empezara a hablar. La única sorpresa fue que no hubo ninguna sorpresa en absoluto.

Si los observadores del mercado en realidad hubieran analizado los datos económicos en lugar de intentar analizar la estructura de la oración de los burócratas de la Fed, sabrían que la economía se está desacelerando rápidamente, y muy probablemente de cara a la recesión (si no está ya en una). Es evidente que algo no está funcionando. Pero sea lo que sea, Janet Yellen no va a decir que es.

En su discurso en Nueva York, Yellen se cuidó de mencionar que la Fed no ha reducido su pronóstico de crecimiento del año completo de 2,5% a 3,0% la cual había presentado en diciembre. Esto a pesar del hecho de que sus predicciones del primer trimestre, lo cual debe ser una parte importante de sus predicciones para todo el año, ya han sido irremediablemente destrozadas por las actualizaciones de la Fed de Atlanta.

Ella está en lo cierto cuando dice que esa cantidad de países de todo el mundo no han prestado atención a los pronósticos del primer trimestre. Pero se ignora totalmente el hecho de que los EE.UU. ha sido una de las decepciones más grandes. Por ejemplo, desde finales del año pasado, las expectativas para el crecimiento Q1 se han reducido un 12,5% en Alemania, 30% en el caso de Canadá, el 45% de Noruega, y el 57% de Japón (Bloomberg, 30/3/16). Pero en base a las estimaciones actuales de la Fed de Atlanta, la economía de EE.UU. está creciendo a una tasa que es 75% más lenta que la proyección de 2,4% que Yellen y la Fed habían pronosticado en diciembre. Entonces, ¿por qué la Fed reconoce la debilidad inesperada en el extranjero, sin embargo, ignoran la aún mayor debilidad inesperada en los EE.UU.? ¿Podría ser que Yellen no quiere ser vista como una de los “vendedores ambulantes” que el presidente Obama criticó en su discurso del Estado de la Unión, donde tuvo la audacia de sugerir que la economía de EE.UU. no es fuerte?

Pero la gran pregunta no es por qué la Fed está dando ánimos sin pensarlo, es decir, después de todo parte de su trabajo de descripción, pero cómo se puede justificar la alteración de su política monetaria mientras se aferra a sus pronósticos económicos. Para cuadrar ese círculo, Yellen dijo que la Fed se había equivocado en sus suposiciones sobre lo que constituye un nivel de directiva “neutral” en la que las tasas no son ni estimulantes ni restrictivas. Ella dijo que en base a sus intereses globales, la política neutral debería considerar cercana al 0% en lugar del 2% que la Fed había insinuado anteriormente. También dijo que la gama de factores que la Fed considera al tomar sus decisiones de tasas había evolucionado más allá de una simple ojeada al crecimiento de los insumos tradicionales del PIB, la inflación y el desempleo para incluir factores de riesgo globales que podrían afectar a los EE.UU. En otras palabras, la Fed no está  simplemente “dependiendo de los datos”, pero que ahora es “dependiente global de los datos”, una postura que podría permitir que apunte a cualquier posible crisis en cualquier parte del mundo como una razón para no subir las tasas. Ya muchos observadores sugieren que el voto de junio “Brexit” en el Reino Unido va a ser una justificación para tomar un alza de la tarifa de la mesa de la reunión de junio del FOMC.

Peter Schiff es un economista experto en los mercados de renta variable, divisas y metales preciosos reconocido a nivel internacional, que se ganó una gran reputación como director general y director de estrategia global de Euro Pacific Capital y que con frecuencia imparte conferencias sobre economía e inversiones alrededor del mundo. No solo ha recibido la atención de los medios de comunicación impresos, siendo a menudo citado en prestigiosas publicaciones como el Wall Street Journal, New York Times, Los Angeles Times, Barron’s, BusinessWeek, TIME y Fortune, sino que también ha tenido apariciones regulares en medios audiovisuales como la CNBC, Fox Business, CNN, MSNBC y Fox News Channel. Además, cuenta con su propio programa de radio semanal, Wall Street Unspun y es autor de exitosos libros hoy convertidos en best sellers.SchiffOro.com constituye su primera incursión en el mercado hispano y publica con regularidad todo el contenido de Peter Schiff en español. Síguelo en Twitter y en Facebook.
Suscríbete aquí a Top Money Report, de Guillermo Barba, y gana dinero con la información más importante y oportuna de los mercados financieros más lucrativos

Descargo de Responsabilidad

Toda la información, opiniones y/o cifras financieras presentados aquí son sólo para propósitos informativos y/o educacionales. De ninguna manera constituyen tipo alguno de consejo financiero o de inversión. La información presentada aquí podría contener imprecisiones. Diariamente las situaciones y condiciones del mercado cambian. Cada inversionista o persona interesada debe hacer siempre su propia investigación para definir qué es lo mejor para sus intereses de acuerdo a su perfil de inversión. Usted asume esa responsabilidad y riesgos por todas las decisiones que tome, basándose en dicha investigación. El autor o autores de los artículos publicados en este portal, no da(n) ningún tipo de garantías, explícitas o implícitas, sobre la precisión de la información o los resultados obtenidos usando ésta. Aquéllos que tomen decisiones de inversión basándose en la información aquí expuesta, deberán hacerlo sabiendo que pueden experimentar pérdidas importantes. En ningún caso el autor o autores será(n) responsables, directos o indirectos, de los daños que resulten por el uso de esta información. Asimismo, los anuncios exhibidos en este blog son responsabilidad directa de los propios anunciantes. El autor no hace ninguna recomendación directa o indirecta de ningún proveedor, ni asume responsabilidad por la buena o mala calidad de los productos y/o servicios que ofrecen. Dicha responsabilidad reside exclusivamente en el prestador del servicio o vendedor del producto y en sus eventuales clientes."