LOS INVERSORES DEMANDAN ORO FÍSICO, NO QUIEREN PROMESAS EN PAPEL

Memo
Guillermo Barba

México, D. F., 17 Febrero 2012 (Guillermo Barba) – Ayer el Consejo Mundial del Oro (WGC por sus siglas en inglés) publicó su “Gold Demand Trends”, documento en el que periódicamente revela las tendencias de demanda del metal a escala global.

Los resultados de 2011, aunque esperados, no dejan de sorprender por su contundencia: la fuerza del mercado alcista del rey de los metales, se mantiene. Y no podría ser de otra forma, cuando gracias por ejemplo a datos y gráficas como la que aquí presentamos (pág. 9 del citado reporte http://bit.ly/A7nieQ ), queda en evidencia el mensaje discreto pero claro de los inversores: olviden las promesas en papel, quiero el oro físico.

De ahí que la demanda de inversión en lingotes y monedas siga, en palabras del propio WGC, “creciendo a una tasa impresionante”. De 2007 a 2008, justo al inicio de la crisis financiera global, prácticamente se duplicó de 434 a 868 toneladas, y tras un respiro en 2009, siguió aumentando hasta llegar a 1,487 en 2011.

Es decir, en solo cuatro años el tonelaje demandado de oro se elevó 343%. Cabe destacar que ese incremento físico ha significado que el monto de inversión en dólares se disparara 774%.

En paralelo, la demanda de “Fondos Cotizados” (ETF por sus siglas en inglés), otro presunto instrumento de inversión en oro, ha tendido a contraerse de forma severa los últimos tres años. Tal parece que los inversores están dándose cuenta de que las aparentes ventajas de un derivado como este, podrían no ser mayores que las desventajas y riesgos que implica.

No por nada expertos como James Turk han insistido en señalar que en sus propios prospectos de inversión, ETFs como el GLD reportan que el oro que además de estar bajo custodia de terceros, no es auditado (aquí un artículo de J.Turk al respecto http://bit.ly/wMtsGB ). En otras palabras, al ser una forma más de “oro papel”, no se puede garantizar que exista.

Por lo que toca a la inversión OTC (Over-The –Counter), el más opaco de los mercados pues implica transacciones directas entre dos partes fuera del ámbito bursátil, se ha vuelto a contraer al igual que en 2008. Esto se explica por la necesidad de muchos inversionistas de vender su oro para aumentar la liquidez en un ambiente financiero turbulento como el experimentado al inicio de la Gran Recesión y durante el colapso del año pasado.

Ahora bien, no podemos pasar por alto que el propio WGC en su definición del mercado áureo OTC, destaca que la mayoría de estas transacciones se hacen con oro depositado en bóvedas de la London Bullion Market Association (LBMA). Este organismo agrupa entre otros a los principales bancos especializados en metales preciosos (Bullion Banks), que operan bajo un sistema de reserva fraccionario, que como ya hemos abordado antes, en esencia consiste en que pueden vender o prestar con interés varias veces un mismo lote de oro.

O sea, muchas de estas transacciones también implicarían al riesgoso “oro papel”, una promesa de entrega. Sin duda este es un motivo más por el que no debería sorprendernos el vertiginoso ascenso de la demanda de oro físico.

Con la mesa puesta ya para la próxima gran crisis, ojalá la mayoría de los lectores de este artículo forme parte de los millones de personas que, día con día, son parte de esa estadística que dice que se están preparando, con el metal en sus manos, para los duros tiempos que implicará el diluvio económico que viene.

Guillermo Barba/OroyFinanzas

E-mail: inteligenciafinancieraglobal@gmail.com

@memobarba

Facebook.com/InteligenciaFinancieraGlobal
Suscríbete aquí a Top Money Report, de Guillermo Barba, y gana dinero con la información más importante y oportuna de los mercados financieros más lucrativos

Descargo de Responsabilidad

Toda la información, opiniones y/o cifras financieras presentados aquí son sólo para propósitos informativos y/o educacionales. De ninguna manera constituyen tipo alguno de consejo financiero o de inversión. La información presentada aquí podría contener imprecisiones. Diariamente las situaciones y condiciones del mercado cambian. Cada inversionista o persona interesada debe hacer siempre su propia investigación para definir qué es lo mejor para sus intereses de acuerdo a su perfil de inversión. Usted asume esa responsabilidad y riesgos por todas las decisiones que tome, basándose en dicha investigación. El autor o autores de los artículos publicados en este portal, no da(n) ningún tipo de garantías, explícitas o implícitas, sobre la precisión de la información o los resultados obtenidos usando ésta. Aquéllos que tomen decisiones de inversión basándose en la información aquí expuesta, deberán hacerlo sabiendo que pueden experimentar pérdidas importantes. En ningún caso el autor o autores será(n) responsables, directos o indirectos, de los daños que resulten por el uso de esta información. Asimismo, los anuncios exhibidos en este blog son responsabilidad directa de los propios anunciantes. El autor no hace ninguna recomendación directa o indirecta de ningún proveedor, ni asume responsabilidad por la buena o mala calidad de los productos y/o servicios que ofrecen. Dicha responsabilidad reside exclusivamente en el prestador del servicio o vendedor del producto y en sus eventuales clientes."